En la barra

Un hombre entra corriendo en el bar agitando los brazo aterrorizado, fuera de si; corre a la barra agitando los brazos como si le estuviera quemando la cabeza, pero a simple vista nadie comprende cual es el problema. Se dirige al camarero con gestos, señalando algo en la carta y luego a su garganta. Parece que está pidiendo una consumición, que pide un chocolate caliente para beber o quizá esté pidiendo un chocolate caliente explicando que no puede hablar.

Los clientes y el camarero están convencidos de que no es más que un puto sordomudo loco que está intentando pedir algo y claro, aunque ninguno quiera decirlo el pensamiento general es que el camarero hace bien en ignorarle y decirle que no moleste.

Pero el tipo no es ningún loco o tarado mental, todo lo contrario, su cerebro está funcionando a pleno rendimiento, impulsado por el terror a la muerte; empapado en locura y miedo ha razonado que tomarse de un trago una bebida muy caliente es la única forma de deshacer el hielo con el que se está ahogando y así salvarse. En cierto modo su forma de no dejarse llevar por el pánico ha sido abusar del raciocinio y llegar a una solución tan absurda.

El camarero ajeno a todo esto seca unos vasos y mira a otro lado mientras el desgraciado se desgañita hasta caer desmayado en el suelo del bar.

Anuncios

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s