Corriente al desnudo.

Vas a desenchufar un cable, no sé de qué es, una tostadora que ha empezado súbitamente a arder por ejemplo. Pero lo haces con mucha energía, desde lejos con un único tirón. Yo lo hago mucho, me da vagancia agacharme para quitar un cable; es más rápido y chulo agarrar el cable y sentirte un domador de circo. A veces no funciona, tienes que tirar tirar de la clavija en ángulo perpendicular a la pared; si no lo haces bien no se moverá, los enchufes no están hechos para ser usados así. Aún así te animo a hacerlo.

A veces sale mal. A veces tiras tan fuerte que solo consigues asustar al gato ,otras veces  sale realmente mal y arrancas la roseta.
Que sea peor, que tu torpeza sobrepase las expectativas, cagarla por encima de tus posibilidades. De alguna forma solo te has llevado el plástico, todo el plástico, roseta, aislantes, cubierta de la clavija; pero sin desenchufar el cable de la toma de corriente.
Joder, has pelado el cable de un tirón y se te ha quedado en la mano una funda de plástico flácido.

Pero la tostadora sigue enchufada envuelta en llamas. Y ahora en lugar de un suave cable de plástico lo que la mantiene enchufada son dos alambres directos a la pared. Dos alambres repletos de electricidad furiosa. Agarra eso ahora.

Anuncios

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s