Arte en vida.

El artista recorre el parque cargando cubos de hormigón fresco usando su mirada de artista para elegir su próxima obra, un pino centenario con el tronco torcido. Con gran esfuerzo va tirando hormigón sobre el árbol tratando de cubrir todo el ramaje; el hormigón fresco pesa mucho y no llega muy alto, pero es un artista apasionado y consigue hacer llegar el material a la copa del pino. Se forman pequeñas estalactitas y otras formas caprichosas como burbujas e hilos. Se aleja unos pasos para admirar los efectos del contraste entre las agujas de color oscuro y la superficie brillante del cemento.

En el exterior del parque unos ecologistas gritan y agitan pancartas contra su arte, creen que el hormigón está matando a los árboles y los animales que viven en el parque; pero no podían estar más equivocados. Al cubrirlos de hormigón está afianzándolos para el futuro, los está convirtiendo en Arte, dándoles vida, convirtiéndolos en algo inmortal.

Anuncios

Un pensamiento en “Arte en vida.

  1. Pingback: Lo meta | LA COSA GRIS

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s