Traumatización

Estaba muy nerviosa porque tenía un examen esa mañana en el colegio, un examen muy trivial que no importará nada en su futuro, un examen de matemáticas; es una niña muy pequeña, tiene nueve años y está en la parada del autobús mordiéndose las uñas muy fuerte porque está muy nerviosa por su examen. El autobús escolar, el autobús escolar amarillo americano, el autobús de los Simpsons; no llega el autobús, tarda mucho y la niña está recordando la tabla de multiplicar royéndose las uñas.
Pero lo que llega es una furgoneta desastrada, muy sórdida; de la que sale un tipo con pasamontañas que la secuestra y la lleva a su casa conduciendo muy rápido con la niña en la parte de atrás. Una vez ahí la encierra en una habitación que ha construido en el sótano con un colchón en el suelo y una lámpara a pilas; joder, ¿que la secuestra sabéis? La niña va a pasar un infierno y cuanto menos hablemos de ello mejor.

Unas semanas después el FBI rastrea unos archivos de pornografía, pornografía fresca, reciente, aún caliente; unas fotos turbias en las que sale la niña ésta secuestrada; hacen sus truquitos informáticos y localizan la casa del cabrón. Y bueno, lo típico; asaltan la casa le dan de patadas en la boca y rescatan a la pobre niña. Una vez liberada se reúne con su familia, va al psicólogo durante bastante tiempo; los psicólogos analizan su recuperación y con el tiempo deciden que ya está preparada para volver al colegio y todo eso.

Así que la niña vuelve a estar en la parada del autobús, vuelve a estar muy nerviosa y vuelve a tener un examen. Ahora el examen no es de matemáticas, es de gramática y no espera al autobús sola, su madre está junto a ella, pero sobretodo ha cambiado por dentro; ya no se come las uñas.

Ese es el asunto, la niña ha sido secuestrada, ha estado encerrada a oscuras en sótano húmedo durante días, llorando y pidiendo que todo fuese una pesadilla; pero ya no se come las uñas y en el futuro tendrá unas manos preciosas y todo será gracias a esta experiencia. No sé qué pirueta mental ha hecho para perder el hábito de morderse las uñas, no creo que haya sido por algún abuso raro al que la haya sometido el secuestrador; tampoco creo que ahora tenga un trauma relacionado con la tabla de multiplicar. Sencillamente ya no se come las uñas, lo tomas o lo dejas pero a mi no me pidas explicaciones.

Anuncios

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s