Lo lácteo.

Que la leche viene de las vacas es una de esas verdades universales que enseñamos a los niños para explicarles cual es el lugar del hombre en la naturaleza y como tantas verdades lanzadas a los niños no es más que una sucia mentira.
La leche no viene mágicamente de las vacas, no se transmite de forma limpia hasta los tetrabricks de los supermercados.

Cuando un niño te pregunte de dónde viene la leche cuéntale la verdad. Dile que la leche la hace la vaca y la guarda en las tetas y que tenemos que utilizar máquinas muy complicadas para sacarla de ahí y meterla en un cartón.
No le intentes explicar la pasteourización, no queremos traumatizar a nadie y que crezca con fobia a los gérmenes. Solo hazle comprender que las vacas no son seres de luz y bondad y que la leche es una más de las muchas conquistas de la humanidad.

No ha sido fácil. El ascenso de la industria láctica es una historia llena de muerte y traición que empezó cuando el primer neandertal engañó a otro para que intentase ordeñar a una vaca peluda del pleistoceno. Los primeros desayunos con leche se ganaron con sangre y pedernal en una época en la que las palabras ordeño y cesárea eran una sola.

Ahora nadie tiene que morir por la leche. Hemos cambiado, todos; nosotros y las vacas. El hombre ya no es ese  tío desnudo que tiene no diferencia entre el bien y el mal y que tiene miedo hasta de su propia sombra (sobre todo de su propia sombra); hace mucho que el misterio de la ubre y la tetilla fue resuelto liberando así el preciado líquido.
Las vacas han pasado de ser colosos de carne, pelo y cuernos a vivir alimentadas y cuidadas por nosotros para ser convertidas en cómoda comida en bandejas de corcho.

Secuencia 01_1El inacabable ingenio humano ha conseguido que conseguir leche fresca no sea una lucha a muerte sino un simple trabajo manual o incluso una tarea automatizada a cargo de poderosas máquinas y computadoras que trabajan por el beneficio de la civilización.
En Japón han ido más allá aplicando los máximos avances en inteligencia artificial. Allí las vacas son criadas por robots autónomos que buscan la máxima eficiencia más allá de valores morales o de visiones cortoplacistas e inocentes.

La programación de esas factorías lácteas las dirige inexorablemente al exterminio de la raza humana, los niños necesitan saberlo si quieren vivir en el mundo del mañana.
Un mundo sin prados ni rebaños, solo una máquina de escala planetaria en la que las vacas son ordeñadas y los hombres se esconden en la oscuridad.
Un mundo dominado por máquinas que nos ven como un obstáculo en su proyecto por la perfecta producción de leche.

 

 

Anuncios

5 pensamientos en “Lo lácteo.

  1. Mi profesora de Historia de China contaba en clase, en Barcelona “En Asia la mayoría de gente es intolerante a la lactosa. Durante tantos años sin consumir lácteo -con excepción del periodo de mamar- la bacteria desaparece” . Ahora viviendo en USA escucho como muchos compañeros chinos se quejan de la comida americana. “todo tiene queso, no lo toleramos bien”. Y lo cierto es que las veces que he vivido en China me ha costado encontrar queso. Queso, queso, del que huele a pies. Sin embargo me he topado con quesitos de sabores inverosímiles. Y los puestos de “te con leche y burbujas” son una fiebre, hay un par en cada esquina. Por lo que tengo entendido la fiebre por el lácteo llegó un poco con el impacto de la medicina “moderna” La llegada de los discursos médicos de occidente ha promovido el lácteo como algo nutritivo y bueno para la salud. Cómo los paladares no están acostumbrados, los llenan de colorantes, conservantes y distintos azúcares para dar sabor. Supongo que así se contrarresta la ausencia de bacteria? Es cómo el abuelo chino que un día hace un gran esfuerzo y saca una buena tajada de su pensión para comprarle una hamburguesa en el McDonals para desayunar a su nieto, con la firme convicción de que es lo mejor para la salud del pequeño emperador.

    • Solamente una cuarta tercera parte de la humanidad puede digerir leche sin problemas. ¿Eres uno de los elegidos? Celebrémoslo comiendo helados y pizza de cuatro quesos.
      Los abuelos chinos son muy inteligentes ahorrando para poder dar un buen Big Mac a sus nietos y purgarles de la porquería esa del té con burbujas.
      Tendríamos que lanzar una campaña para ayudar a esos pobres niños amarillos.

      • Sí, pero me estoy quedando sin ideas, los ingleses en su momento ya les metió el opio por los ojos, McDonals y Starbucks y la Vaca que ríe con sabor a arándano. ¿Qué me queda? Intenté promover el Albariño, pero dicen que se les queda muy flojo… 🙂

    • Las expulsaron de la Primera Internacional porque eran incapaces de levantar el puño y cantar el himno. Desde entonces están huérfanas de ideología política.

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s