Bajo el mar.

Una ballena que viaja por el mar propulsándose a pedos. Me refiero a una ballena, no a una especie de ballenas o a una comunidad o a una conducta conocida por los biólogos; no no, hablamos de un individuo ballena que ha tomado la decisión de propulsarse a pedos en lugar de nadar moviendo las aletas y la cola. pedodeballenaLa ballena no quiere sudar, no quiere cansarse haciendo ejercicio, le gusta flotar en el mar y avanzar dejando una estela de pedos detrás suyo. Una ballena con la capacidad no solo de propulsarse usando sus gases internos, sino además de decidir hacerlo; una ballena con capacidad de decisión y planificación a largo plazo.
Porque una ballena normal no podría llegar muy lejos impulsándose solo con sus pedos, es imposible porque su dieta basada en krill (comida de tortugas) no le permite acumular suficiente gas como para poder avanzar muy lejos.

La cosa es que en el mar abierto no hay muchas formas de conseguir hidratos de carbono y aún menos en la proporción adecuada para una ballena. Así que su única opción es seguir la ruta de los barcos repostería en su ruta en las islas del Pacífico sur.

Sí, hay barcos panadería/repostería que viajan de isla en isla diariamente vendiendo donuts frescos, pan del día y otras delicias recién horneadas; eso es muy típico de los pueblos de Castilla solo que ahí van con furgonetas en lugar de con barcos. El terreno en el océano Pacífico es muy malo para ir en furgoneta, incluso se podría llegar a decir que es totalmente opuesto al concepto de terreno; así que la única forma de hacer llegar repostería fresca es en barco.

Aún así siempre hay parte del cargamento que se queda revenido y acaban tirándolo al mar donde nuestra amiga ballena lo devora, digiere y por último expulsa en forma de pedos submarinos para seguir persiguiendo al barco.
El dueño del barco no sabe nada de todo esto, la ballena avanza como un submarino ninja flatulento; le gustan las ballenas pero él no sabe que es un eslabón clave en la subsistencia de ese cetáceo en particular. pedodeballena2

La ballena va a morir eh. No quiero decir que vaya a morir en el sentido de “todos vamos a morir”; quiero decir que tiene el hígado destrozado de comer dulces y le quedan minutos de vida (habrá muerto cuando leáis esto). Espero que por lo menos nadie acuse al marinero-repostero de ser culpable de su muerte.

Anuncios

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s