Regalo.

El día de reyes empieza con una grata sorpresa, aunque vives solo y no tienes amigos ni familia porque eres un hijo de puta1 los reyes magos se han pasado de por tu casa sin para dejarte un regalo.

Fast-furious-6_castTe han regalado una caja enorme con la edición especial de la hexalogía The Fast and the Forious; un montón de DVD para que disfrutes de las motorizadas aventuras multiétnicas de Vin Diesel. Eres muy fan de la saga y de hecho fuiste a verlas al cine e incluso llamaste a tu coche Toretto en honor al personaje protagonista, está claro que solo los reyes magos te conocen tan bien como para elegir el regalo perfecto.

Dentro de la caja hay una sorpresa más, un culo de latex con un agujero entre las nalgas y una etiqueta en la que se explica que es un simulador de tacto rectal con varias docenas de adaptadores que simula la presión y textura del interior del esfinter de los personajes de la película.
D500B_0Los creadores de la saga explican que gracias a éste dispositivo pueden contar la historia tal y como siempre habían querido, mostrando al espectador matices interpretativos que pasaban desapercibidos a simple vista.
Intriga, acción, humor; todas las emociones humanas tienen su reflejo en el ano humano y por primera vez en la historia del cine se puede ver el trabajo que ésto supone para el actor.

Para grabar esta nueva edición han contado con todos los actores de la saga, desde los protagonistas hasta secundarios cómicos que solo salían unos segundos; actores recibiendo una sonda rectal recitando el guión bajo las órdenes del director de la película, actores muy confusos y muy hambrientos a los que han llamado “para grabar una cosilla para el DVD” y se han encontrado con un aparato dentro del culo y dando las gracias por el trabajo.

Paul Walker joder, Paul Walker murió el año pasado y no pudo grabar las escenas de su esfinter, las han grabado con un doble.


1 Lo eres

Anuncios

La baba

Vete al campo y date un paseo, respira hondo, mira el cielo, abraza un árbol y huele las flores, mete la nariz en una flor y aspira fuerte. Vive la vida sin preocupaciones, olvida la vida diaria y lo que los demás esperan de ti. Sé feliz.
Sé feliz pero ten cuidado y mira por donde pisas que en el monte no todo es orégano; hay mucha seta, mucho cepo para osos, mucha planta carnívora hambrienta de carne humana.
Mira donde pones el píe y si ves una babosa písala, písala bien fuerte. Hazlo por ella.

A las babosas las viene bien que las pises. No puedo decir que les guste porque su sistema nervioso es quizá demasiado sencillo como para que les pueda gustar algo, pero a nivel ecológico es beneficioso que pises todo lo que puedas; no lo digo yo, lo dice la ciencia.

El cuerpo de una babosa es flexible y viscoso, no tengas miedo de pisarla; nunca una babosa ha muerto pisada por nadie. Cuando las pisan se adaptan a la forma de la suela del zapato1 y siguen viviendo su vida con el dibujo de la suela estampado en el lomo2.Fíjate la próxima vez que pasees por el monte y verás como hay montones de babosas que tienen estampados geométricos y logos de marcas de calzado.

bichoEstos marcajes, patrones o estampados sirven a las babosas como reclamo para atraer a las hembras3; a mayor complejidad o vistosidad, mayor éxito reproductivo. Así que por el bien de la especie písalas.

La descendencia de algunas de estas babosas pisadas desarrollan el patrón al crecer, no pasa siempre pero pasa, algunas pisadas parecen capaces de alterar el ADN de las babosas.

Que la descendencia de dos babosas con  patrones diferentes tenga una combinación de ambos patrones, un diseño de suela totalmente nuevo.

Joder, que los diseñadores de zapatos vayan al bosque a investigar las babosas, que saquen diseños nuevos y mejores observando a unos gasteropodos.

1¿Qué coño haces en el monte con zapatos?
2El lomo de una babosa.
3Las babosas son hermafroditas, pero no puede tener los dos sexos a la vez ni reproducirse consigo misma. El cambio de sexo de las babosas (y caracoles) se produce ante la falta de especímenes masculinos y es necesario un periodo de tiempo de varios días para tener órganos sexuales en pleno funcionamiento. Así que sí que hay hembras a las que atraer. Que sois todos muy listos.

TEMAZOS

Gente que lleva la pasión por la música más allá de lo racional y de lo socialmente aceptable.
No escuchan música como tú y como yo, tienen orejas especiales, orejas que valen su peso en oro y mucho más, orejas de diamante, de coltán; sistemas auditivos que parecen diseñados por relojero suizo.

Ellos no disfrutan la música, ellos la viven con la intensidad  y la dedicación de una misión encomendada por las musas, a la vez un regalo y una responsabilidad con la que cargan.
Como si la música necesitase de alguien especial y ellos hubiesen aceptado dejar la humanidad atrás para vivir entregados a la música; en una escucha muy crítica y meticulosa, escuchando música por ti y por mi, por todos nosotros.

Gente que en los conciertos no baila, no mueve los píes, no sonríe, solo escucha durante horas con la espalda muy recta, los pies muy bien plantados en el suelo y los ojos clavados en el escenario. La mente en blanco, las orejas muy limpias, el oído brillante1 por dentro como el recibidor de un hotel.
Convencidos de que si comportan como una antena pueden experimentar más la música, justificándose con palabrería científica para comportarse como amargados; creando a su alrededor un área de ruido blanco y mal rollo.

Dos personas así en el mismo concierto, compitiendo entre ellos a ver cual de los dos disfruta más de la música. Dos postes humanos ajenos a sus propias vidas, pura reflexión en torno a la música; puños cerrados, labios apretados, miradas de loco, como posando para el cartel de un partido fascista.

Joder, que realmente funcionen de receptores de señal, que la música de verdad mejore gracias a que estén ellos ahí, que de hecho el mejor sitio para escuchar el concierto sea de hecho justo entre estos dos sujetos.

TemazoJoder, colgar una hamaca entre ellos, colgar una hamaca entre dos personas vivas en medio de un concierto. Gozártelas meciéndote durante el concierto aprovechando la fuerza de voluntad de dos desconocidos.


1Limpiarse los oídos con un bastoncillo en el baño de un bar.

Break dance.

BreakDanceEstalla la fiebre del break dance, de súbito el break dance se convierte en la máxima representación cultural y es elevado a la categoría de arte, independizándose de la danza para convertirse en el duodécimo arte1.

Gracias su nuevo status el break dance sale de las calles para entrar en los museos y los grandes escenarios para satisfacer los perversos gustos de una burguesía ávida de novedades. Los teatros presentan funciones de break dance continuo, espectáculos que duran de la mañana a la noche con bailarines que viven en el camerino y solo salen del teatro para comprar esteroides y gorras vistosas.

38069-Breakdance-Spin-Gif

Gente con esmoquin aplaudiendo a ésto durante horas.

Con el tiempo las grandes corporaciones empiezan a crear sus propios bailarines, soldados de la danza armados con pasos aprendidos en escuelas privadas pero totalmente incapaces de mantener la energía que solo puede tener un auténtico b-boy criado en las calles desde niño.
Usando toda la ciencia que el dinero puede comprar se analiza el break dance en sus dimensiones física y espiritual en busca del bailarín definitivo y se inician las primeras pruebas en humanos2..

El proceso tiene dos fases muy diferenciadas y debe iniciarse en la infancia del sujeto, siendo recomendable esperar como mínimo hasta que se pueda mantener de píe.

Durante la primera fase el niño es encerrado en una habitación aislada acústicamente y sometido a millones de decibelios de música funk hasta llegar a la adolescencia. Esto se hace con el doble objetivo de habituarlo a la música del break dance y de ablandar sus huesos y músculos bajo la atronadora música. Mucho funk, funk veinticuatro siete, funk durante años2.

En la segunda parte se inyecta al sujeto con esteroides hasta conseguir que su musculatura sea lo bastante densa como para mantener al bailarín en pie pese a la ausencia de huesos.

Acabado el procedimiento el individuo ha sido convertido en un trozo de gelatina humanoide que suena la música se agita al ritmo de la música con unos movimientos que son mitad y brote psicótico provocada por los años de aislamiento funk.
Estos bailarines son capaces de bailar durante horas e incluso días si es necesario, sus cuerpos son ligeros y maleables y su oído hipersensibilizado reacciona ante los cambios en la música por muy sutiles que éstos sean.

Lamentablemente los años de preparación han mermado la capacidad de los bailarines para comunicarse y nadie tiene claro si sus pasos de break dance son una forma de expresión o sencillamente son provocados por la vibración de los altavoces sobre sus cuerpos deshuesados.


1Estuvo a punto de ser el décimo tercero pero la discusión sobre si vender café espumoso por cinco euros es arte o no se retrasó por problemas intestinales de los delegados.
2Que hiciesen pruebas en plantas, que por algún error de papeleo un doctor pase veinte años intentando hacer bailar a una tomatera en vez de buscar una cura para el cáncer.
3Años de niño además, lentísimos años de niño que duran el doble que los normales.

Villanía

¿Sabes esa escena de película en la que se interrumpe la señal de televisión mundial para hacer llegar un mensaje al planeta? Música sinfónica, primeros planos de rostros amenazantes, demostraciones del poder destructivo de un arma de alta tecnología.
A veces son los alienígenas anunciando su invasión, otras es algún supervillano megalómano con capa y parche en el ojo1, incluso puede ser obra es un grupo de revolucionarios bienintencionados que luchan contra el sistema2 o sencillamente un mensaje del gobierno3 para alertar a la población de una catástrofe inminente.

nixon-on-tv-1973El mensaje es lo de menos. El mensaje de hecho es puro SPAM y no le importa a nadie salvo a algún actor de raza blanca y sexo masculino cuya función en la vida es reaccionar a dicha emisión. Actores adiestrados para salvar el mundo (o impedir que otros lo salven).

Lo que importa de esa escena no es el héroe ni el villano; lo que importa es ver cómo se trastoca la existencia de personas de todo el planeta que hasta ese momento no formaban parte de la película y estaban bien. Personajes inocentes que de pronto son asaltados por discursos ajenos e incomprensibles.

Niños que chillan histéricos a sus padres porque se han interrumpido los dibujos animados, japoneses garrulos gritando a la televisión por la interrupción de un ignoto deporte nipón, abuelas confusas que esperan la respuesta de la última pregunta de Saber y Ganar4, adolescentes aburridos rumiando programas de la MTV…
Personas normales que no se enteran de lo que se les viene encima pero tienen vidas completas y complejas que se merecen tanto respeto como las de los absurdos protagonistas de la película, no verse reducidos a una mera caricatura.

Ahí está la maldad, ese es el plan maestro, manipular al espectador de la película para que crea que la globalidad de la especie humana se puede reducir a un montón de idiotas que ven la televisión mientras el mundo se retuerce a su alrededor. Por muy oscuro y genocida que sea el plan del villano de la ficción, son muchísimo peores las intenciones del guionista de la obra al perpetuar el modelo narrativo mesiánico en el que el héroe es el único capaz de reconocer el problema y guiar al rebaño humano hacia la solución.
Bien jugado guionista hijo de puta, pero aquí en la Cosa gris confiamos en la infinita variedad de la experiencia humana y rechazamos tu discurso de negro contra blanco.
No necesitamos de ningún mensaje megalómano que nos diga lo que tenemos que hacer, no vamos a aplaudir a ningún héroe que pretenda haber salvado el mundo y ni siquiera nos vamos a enterar si el mundo se acaba por que no vemos la televisión.

Joder que el iluminado de turno no solo consiga meter su cara en las televisiones, que también las meta en las pantallas de las máquinas de dardos de los bares, en las maquinas expendedoras de billetes de metro; en las máquinas tragaperras, el mensaje de un villano en una ruleta en movimiento ocupando el lugar de las cerezas y los bonus; transmitir un mensaje importante ahí y esperar que alguien llega a enterarse.


1Capa y parche a la vez, pura demencia
2,3El sistema joder, ya sabes a qué me refiero. El sistema tío, el sistema…

saber y ganar5Esa escena repetida por todo el globo, alemanes viendo a Jordi Hurtado, senegaleses gritando muy fuerte la respuesta, todo el planeta viendo Saber y Ganar en directo por satélite.

 

Lo ovni.

giphy
Los platillos volantes existen. Los hay. Que tú no hayas visto uno no sigifica que no existan, tampoco has visto nunca un esquimal y no por ello dices que son una fantasía paranoide. De hecho a algunas personas nos parece más plausible la existencia de máquinas voladoras en forma de disco que la presunta presencia de un grupo étnico que vive desde hace siglos en territorios cuya temperatura máxima es de cero grados basando su dieta casi por completo en el consumo de carne de foca.

Ahora bien. Una cosa es que haya máquinas voladoras de origen desconocido y otra que ésta estén tripuladas por alienígenas; parecen cosas que están íntimamente ligadas pero en realidad la única especie que conocemos que ha construido vehículos que se desplazan por el aire es el ser humano. No entiendo en qué puede ser necesaria una biología extraterrestre para diseñar o dirigir una nave voladora. Aquí en la tierra tenemos buenos pilotos ya. Tenemos a Amelia Earhart1, al Barón Rojo2, tenemos a Mohamed Atta3; no necesitamos a ningún sucio inmigrante espacial para tener platillos voladores
Podemos tener a nuestros propios sucios inmigrantes pilotos si queremos.

Los platillos voladores son reales, muy reales y muy caros.
Cuestan muchos (muchos) billones, repito, billones; no son un ferrari al alcance de un CR7 cualquiera que ha ganado un par de cientos de millones con un golpe de suerte. Son máquinas muy sofisticadas y muy caras diseñadas para paliar el tedio de personas que tienen tanto dinero que no tienen en qué gastarlo. El platillo volante representa el culmen de la tecnología aeronáutica con su perfecta redondez; no puede estar al alcance de cualquier mindundi con la tarjeta del Travel Club4.

Vuelan gracias a sistemas de propulsión experimentales que les permiten surcar los cielos del planeta de un lado al otro en cuestión de segundos, son tan espectaculares como inseguras y por ello su existencia es mejor que quede en secreto.
Su popularización indudablemente llevaría a un cielo caótico con cientos de estrellas del pop adolestence competiendo en carreras ilegales para acabar estrellándose en nuestras ciudades, actores de capa caída pilotando borrachos, jugadores de fútbol insultando a controladores aéreos; en resumen, el fin de la civilización tal y como la conocemos.

No querrías ver lo que puede hacerle a tu primogénito un platillo volante fuera de control, debemos mantenerlos en manos responsables.
Solo pueden ser pilotados por superhombres que han demostrado ser capaces de dominarlos, personas muy dotadas; personas que por ejemplo sean dueños de grandes corporaciones internacionales, bancos de prestigio o compañías punteras en tecnología, grandes empresarios que controlan fábricas de ropa en otros continentes; superhombres capitalistas cuya fortuna demuestra una capacidad de adaptación y una responsabilidad que no está al alcance de meros mortales.

Joder, Bill Gates echando carreras con Amancio Ortega y Mark Zuckerberg; Emilio Botín  matándose con su ovni y los medios de desinformación tapándolo con un vulgar infarto.


1Está muerta.
2Éste se murió antes incluso.
3Éste hay quien dice que ni existe.
4Ese club de transformistas.

Dar el callo.

10426818_10152487300597264_3637811925519815424_n

Un señor considerado un santo sin más mérito que el haberse pasado la vida al sol apoyado en la pared de la iglesia de un pueblo de mierda, un viejecillo de piel arrugada y crujiente de tanto haber estado a la solana.
No se le conocen familia ni amigos ni casa; los más viejos del lugar dicen que sencillamente un día apareció ahí y que cuando llegó ya estaba acartonado de tanto sol. Desde entonces han pasado más de ochenta años y nunca nadie ha conseguido sacarle una palabra o descubrir de dónde ha venido.

Mucha dedicación a una mortificación vacía de significado que sus vecinos han interpretado como una penitencia religiosa.
Han sido muchísimos años de ver a ese hombre sufrir silenciosamente, toda una vida dedicada a la inactividad y el bronceado; se ha convertido en un símbolo del pueblo, lo ha puesto en el mapa, su foto aparece en las guías turísticas e incluso ha aparecido en el vídeoclip de un famoso rapero1 de la capital.
Sin moverse de la pared ha conseguido más fama que nadie del pueblo hasta el punto de que toda la estructura económica local depende del dinero de los que que acuden en peregrinación para ver tan curioso fenómeno.

Al párroco local no le queda otra que aceptar este fenómeno pero no puede evitar sentir celos por este personaje, celos de su aparente santidad y de la atención que recibe pese a no haber hecho nada más que estar de píe.
La fe es un asunto muy serio para un cura y no puede dejar de plantearse si ese bronceado es una muestra de desequilibrio mental o una forma exótica de fervor religioso.

El asunto es que hoy el santurrón tostado ha muerto. Parecía que tenía un día como otro cualquiera de estar de píe junto a la puerta de la iglesia pero el olor a barbacoa le delató; tantos años de cocción a fuego lento tenían que acabar en desgracia inevitablemente. Cuando el médico confirmó el fallecimiento el pueblo tomó la noticia no como la muerte de un yonki arrugado sino como una señal del fin de los tiempos.
El ayuntamiento arde mientras en la plaza los vecinos se enzarzan en una multitudinaria orgía apocalíptica.

Ante tal panorama el cura se vio obligado a tomar medidas drásticas y a falta de un título en medicina y sabiendo que la muerte es irreversible independientemente de la supuesta santidad u origen divino de cada uno decidió hacer aquello que se supone que deben hacer los curas, decidió obrar un milagro para devolverle la vida al bicho este.

Joder, utilizar una reliquia religiosa, un dedo de San Raimundo2 el de los Dedos Largos, para resucitar a un presunto santo. Darle a un muerto con un otro muerto e intentar sacar chispa para arrancar el motor.


1No voy a hacer publicidad de dicho rapero porque rechazo totalmente su discurso de gorras ladeadas y pantalones caídos.
2Tenía los dedos lo suficientemente largos como para ser considerado santo solo por eso.

Ascensión.

Ferran-Adria-portada-The-New-York-TimesPese a haber aparecido en la portada del New York Times desafiando al mundo armado con una gelatina inquietante Ferrán Adriá es un hombre campechano y sencillo en su vida privada.
A Ferrán Adriá no le importa el dinero, las mujeres o los coches. Tiene millones a su nombre pero no es un hombre de negocios, si ha llegado hasta aquí no ha sido por avaricia sino por puro amor a la cocina, un amor sin límites ni tabúes que nos ha traído frutas en forma espumosa y otras maravillas que desafían la cordura humana y la forma en que afrontamos la comida.
Ávido de novedades Ferrán Adriá  y su equipo pasan horas encerrados en El Bulli poniendo su propia vida en riesgo para crear nuevos sabores y texturas; pero no creáis que están locos, también se toman su tiempo libro, su jiji, su jaja y sus días libres para ir a la playa.
El sol, la arena, el oleaje y sobre todo un buen baño es todo lo que necesita Ferrán Adriá para relajarse.

Que se bañe en la playa de Palomeras, escenario del conocido accidente aéreo en el que cayeron cuatro bombas nucleares en el año 66. Que un amigo andaluz le recomiende el sitio y se meta en el agua; que se bañe en Palomares y salga convertido en un superhombre luminiscente de color azul con poderes sobre la materia y el tiempo.

chef-main2Ferrán Adriá dotado de omnisciencia y omnipotencia para afrontar retos culinarios que le eran imposibles como ser humano; Ferrán Adriá liberado de las ataduras de la ley de la oferta y la demanda y el Ministerio de Sanidad.

Con sus nuevos poderes puede por fin alcanzar la comida que siempre quiso, la comida que no es comida; comida que no es parte del universo físico y puede tomar cualquier forma y sabor pero al mismo tiempo son inasibles para los clientes.
Recetas nuevas y vibrantes que ponen en entredicho las teorías de Stephen Hawking, tortilla de patatas reducida a un haz de partículas subatómicas que atraviesan el cuerpo de los clientes de forma inofensiva y además están ricas.

Joder, que los clientes dividan el átomo con cuchillo y tenedor, fisión atómica en el plato.

Telegramas

Un fenómeno real del que has formado muchas veces en tu vida sin  haberle dado importancia. Es algo que te pasa una vez al año o así, igual más, igual menos;  te puede haber pasado hoy mismo o quizás incluso nunca y no entiendas de qué estoy hablando y creas que me lo estoy inventando todo.
Es un evento muy tangencial, muy difuso, está justo en la línea entre sensación y pensamiento, lejos de la lo que consideramos la mente consciente. .

Estoy hablando de pinchazos, pellizcos, calambres, percepciones de dolor que solo existen durante un instante; estoy hablando de todo eso sucedido al rozar a alguien, al darle la mano, al recibir el cambio en la panadería.
Nada de contactos evidentes, ni choques ni golpes; solo aguijonazos inesperados que sorprenden más de lo que lastiman. Dolor sin rencor, dolor accidental e involuntario por ambas partes; daño no buscado e imposible de ser conseguido a propósito. handa¿Te ha pasado o no? No puedes haber leído hasta aquí con la cabeza aún llena de dudas sobre la existencia o no de este fenómeno. Esto existe y si no lo sabes es porque necesitas vivir más.

Pues que sepas que no es un accidente, no es algo involuntario. Estos roces, estos toques de atención dolorosa son mensajes de insinuación sexual cuyo uso y significado está plenamente consensuado y establecido en la sociedad. Son un símbolo tan consolidado en la cultura occidental como el asentimiento o la sonrisa. No es muy diferente de guiñar un ojo o hacer así con los dedos.

No lo sabías por un conjunto de circunstancias que ni siquiera yo conozco, pero has vivido toda tu vida aislado de la sociedad sin conocer uno de sus más básicos códigos de lenguaje.
Hasta ahora.
Felicidades, ahora tienes nuevas herramientas para afrontar la vida y para comprender por qué todas esas chicas del instituto creían que eras gayego.

Joder, aprender todo esto por ti mismo, sin que te lo explique nadie; hacer un ejercicio de introspección tan intenso que llegues a esta conclusión desarrollando argumentos y evidencia de que tu teoría es real.

Espectros

Materialización de abstracciones, de conceptos, de arquetipos, de frases hechas. La materialización del Fantasma del Dopaje, una invocación inesperada, un espectro que no es un alma en pena sino un juego de palabras periodístico.
Iker Jimenez será un profesional de lo suyo pero jamás conocerá un fantasma más tangible que éste.

ghost

En la oscuridad de la noche se aparece a antiguos deportistas y les asusta con airear que se doparon durante toda su carrera. ¡Cuidado! ¡No le creáis! No es un fantasma real.
Sí, es cierto, es espectral, etéreo, aterrador; es fantasmagórico pero no es un fantasma. Por mucho que se aparezca entre las sombras aullando no tiene una razón de ser (de ser fantasma) real y autosustentante sino que su forma (forma fantasma) es producto de la retórica periodística.

Sus acusaciones no son siempre reales. No busca el arrepentimiento de los culpables, se aparece para sembrar el terror y la duda. Allá donde haya un deportista también estará el Fantasma del Dopaje  jugando con su mente, con la de todos; derribando ídolos y fundiendo medallas.

Descubrí el Fantasma del Dopaje en boca del famoso ciclista Miguel Induraín cuando se puso en contacto con la Cosa gris para hablar sobre dicho fenómeno.
La siguiente entrevista fue realizada el pasado día ocho de Febrero en el Hotel Bananarama de Sigüenza.

LA COSA GRIS – Buenos días Miguel, en primer lugar quería agradecer que confiaras en nuestro medio al conceder esta entrevista.

MIGUEL INDURAÍN – Gracias a ti por prestarme tu espacio para compartir esta historia que creo que debería ser conocida por todos.

L.C.G. – Bien, ¿Cuándo tomó contacto con usted esa entidad que llama el Fantasma del Dopaje?

M.I. – Fue la semana pasada, la noche del jueves. Me había quedado dormido leyendo el periódico…

L.C.G – ¿Leyendo el periódico en la cama? ¿Para terminar el día? Creía que quería contar la verdad.

M.I. – Me quedé dormido haciéndome pajas con un catálogo del Decathlon.

L.C.G – Continúe.

M.I. – En un momento dado me desperté de golpe y encontré frente a mi a un fantasma. Una sábana blanca brillante y traslucida que gritaba y se agitaba frente a mi cama.

L.C.G. – ¿Gritaba?

M.I. – Sí. Gritaba “Uuuuh” como si fuese un niño disfrazado de fantasma. Por supuesto mi primera reacción fue aterrorizarme pero en un momento me recompuse gracias a mi formación atlética. ¿Sabía usted que los ciclistas tienen los reflejos tan desarrollados como los de un puma?

L.C.G. – Los pumas son lo más bajo en los grandes felinos, ni siquiera se acercan a la majestuosidad de un lince. Son escoria, si hubiese un puma aquí le escupiría a la cara.

M.I. – Como iba diciendo, al principio pensé que era una pesadilla, después comprendí que no y pensé que no era más que alguien gastándome una broma así que agarré lo que encontré más a mano y salté de la cama para sacudir al “fantasma” (hace el gesto de comillas con la mano así que me veo obligado a incluirlo en el texto).

INDUARIN3

L.C.G. – Entiendo que lo que blandiste fue el catálogo del Decathlon violado y empapado de corrida fresca.

M.I. – Habían pasado varias horas desde mi “satisfacción” (nuevamente las comillas son de Induraín, interpreto que la sesión masturbatoria no fue satisfactoria sino mecánica) así que el catálogo no estaba húmedo si no convenientemente apelmazado.

L.C.G. – ¿Cumplió su propósito como arma?

M.I. – ¡En absoluto! Primero el fantasma (sin comillas) se desvaneció en el aire frente a mis ojos y después reapareció flotando en el techo riendo. Ahí comprendí que era real.

L.C.G. – ¿No te planteaste que podría ser una proyección holográfica 3D? Que fuese algún tipo de broma elaborada para un programa de televisión.

M.I. – ¿Y quién iba a hacer hologramas para gastarme una broma a mi? ¿No se te ocurren docenas de personas más interesantes a las que gastar una broma?

L.C.G. – Cientos. ¿A quién le harías tu la broma del fantasma?

M.I. – A mi madre si estuviese viva.  ¿Y tú?

L.C.G. – Al papa, en caso de duda siempre apunto al papa. Continúa por favor.

M.I. – El asunto es que el “fantasma” (vuelven las comillas) estaba flotando en el techo aullando y gritando. Ahora no solo decía “Uuuh”, ahora empezaba a distinguir frases… (pasan varios minutos)

L.C.G. – ¿Estás bien?

M.I. – Sí, solo esperaba tu indicación para seguir.

L.C.G. – Puedes continuar sin necesidad de que te diga nada. Para los lectores estas pausas son muy incómodas, esperan giros radicales en cada salto de línea.

M.I. – ¿Lo hacen?

L.C.G. – Así es.

M.I. – Vaya lásti…

L.C.G. – (le interrumpo) ¿Qué decía el fantasma?

M.I. – Decía cosas como “¡Pronto se sabrá la verdad Miguel!”, “¿Crees que puedes engañarles más tiempo?”, “¡Solo tienes una forma de evitarlo Miguel!”.

L.C.G. – ¿A qué se refería?

M.I. – ¡Al dopaje por supuesto! Me dijo que era el Fantasma del Doblaje y que no dejaría de atormentarme hasta que contase la verdad.

L.C.G. – ¿Entonces son ciertas las acusaciones? ¿Te dopabas cuando corrías en el equipo Banesto?

M.I. – Mira, yo no he venido aquí a hablar de eso, yo he venido a hablar del Fantasma del Dopaje.

L.C.G. – ¿Pero no entiendes que ese es precisamente el punto? Tienes que hablar sobre el fantasma del dopaje, por eso existe el Fantasma del Dopaje.

M.I. – Lo sé, si no no dejará de aparecérseme por las noches; por eso he escrito este libro (de alguna forma ha escondido un libro a su espalda durante la entrevista)

Indurainer2

L.C.G – ¿Has escrito todo esto en una semana?

M.I. – Por supuesto, recuerda que fuí campeón olímpico en el 96.

L.C.G. –(El título del libro es “Lo que no te mata te hace más fuerte”) Entonces, ¿te dopabas no?

M.I. – Qué más dará eso. El ciclismo es una bestia moribunda chico. A nadie le importan ya quién gana o pierde. ¿Quién ganó el Tour este año?

L.C.G. – No lo sé.

M.I. – Lo ves. Ni siquiera te importa el deporte. Yo solo quiero que me dejen en paz, no entiendo por qué tantas acusaciones.

L.C.G. – El libro se titula “Lo que no te mata te hace más fuerte”. ¿No crees que es un título que invita a la ambigüedad?

M.I. – Es una frase que se me ocurrió mientras escribía el libro, se me venían cosas raras a la cabeza, dormí muy poco. Tiene 432 páginas.

L.C.G. – ¿Entonces te dopabas o no?
M.I. – Yo solo te digo que gané el Tour cinco años seguidos ; ) (Induraín me guiña el ojo).

L.C.G. – Bueno, creo que con esto ya está todo dicho. ¿Te importa si la entrevista acaba abruptamente?