Water power

Un fenómeno natural muy desfasado, una cosa que pasa en tormentas muy fuertes; pero tormentas fuertes de verdad, no me refiero a una tormenta normal de lluvia, rayos y truenos; hablo de tormentas nivel “llama a casa y pide perdón por todo antes de morir”, tormentas que salen en el telediario de otros países, tormentas que provocan desplomes en el PIB nacional. Ese tipo de tormentas.

El asunto es que durante esas tormentas tan serias a veces cae un relámpago de agua, un rayo de agua muy fino muy fino pero muy fuerte a la vez; agua concentrada en un chorro muy denso que desciende desde el cielo de forma abrupta.
Es un pequeño momento en el que la lluvia y el viento hacen un poco de embudo y concentran la lluvia en una ráfaga muy dura, capaz de romper una piedra incluso. Es bastante evidente que el agua puede romper una piedra, quizá haga falta mucha agua y mucho tiempo o quizá sea mejor con menos agua y menos tiempo. Cascadas muy finas que podrían cortarte el brazo como si lo pusieras debajo de un soplete, chorrazos de agua que te mutilan y cauterizan la herida.

Que incluso provoquen incendios; que haya tanta energía en estos relámpagos de agua que puedan provocar pequeños incendios, que quemen como un láser fresquito.

Anuncios