Luz en acción.

Un ayuntamiento muy empobrecido por la crisis está buscando nuevas formas de ahorrar dinero, formas novedosas y originales; ha sentado a todos sus concejales y asesores alrededor de una mesa muy (muy) grande, se han repartido copazos y puros y han empezado a decir sandeces.
Todo en plan reunión de Apple, muy de buscar innovaciones, muy de plantear la posibilidad de redondear las esquinas de los edificios, pintar todo de blanco y dibujar piezas de fruta mordidas en las fachadas para ahorrar. Pero no eh, no son tan estúpidos como para plantearse realmente que con eso pueden salvar la ciudad de la ruina.

No no, lo que proponen es reducir drásticamente el número de farolas que hay en la ciudad; de hecho proponen que haya una única farola en toda la ciudad. Una farola nueva, una farola con tecnología de la NASA, diseñada por un empollón guiri; un empollón ambulante que va poniendo parches por el mundo como si fuera el héroe de una serie de televisión. El loco este ha diseñado una farola con la que iluminar toda la ciudad; no es una farola gigante, con una farola gigante no podrías iluminar toda la ciudad, la luz no va a atravesar paredes por muy grande que hagas la farola, tampoco hacerla muy alta iba a arreglar nada. Eso no es innovar, eso es hacer el tonto; una farola grande no es el estilo de la NASA

speed2

En realidad no se parece nada a una farola, en lugar de una farola normal, lógica, racional, con su pie y su bombilla lo que han instalado es una monstruosa bola luminosa flotante que da vueltas por la ciudad.
Una bola muy luminosa y muy rápida, tan rápida que ilumina simultáneamente todas las calles de la ciudad. Hablamos de velocidades superiores a la de la luz, hablamos de un objeto volante que sigue un circuito muy intricado recorriendo todas las calles de la ciudad cada noche del año.
Es prácticamente imposible verla, brilla demasiado y se mueve muy rápido, no vas a verla venir desde lejos porque es tan veloz que ya está pasando; está pasando todo el tiempo o quizás incluso se podría decir que está en todas partes a la vez. Una farola capaz de desafiar el espacio y el tiempo.

Es peligrosa eh, no vayáis a verla, no es un espectáculo turístico, no llevéis a los niños; la bola luminosa es tan rápida y tan grande que podría arrancarte a tus hijos de las manos y no volverías a verlos nunca.
La bola luminosa ha impuesto su toque de queda en la ciudad, nadie sale de casa de noche por miedo, por miedo a morir.

Pero sorprendentemente ahorran dinero, ahorran bastante dinero de hecho, ahorran varios miles de euros. Si no fuera económicamente viable no la hubieran hecho, no son gilipollas.

Movilidad cínica.

En un ayuntamiento de pueblo han tenido una iniciativa muy loca, comenzó como un plan para promover la limpieza del río y poder hacer otra vez el descenso tradicional en piragua. Pero en el pleno salieron a la luz diferencias personales entre los diferentes concejales que se acusaron unos a otros de prevaricación y mariconeo. 

Discusiones muy fuertes en las que el río quedó atrás y se acabó acusando al alcalde de ser “una puta abraza árboles”, el alcalde muy ofendido al ver puesta en duda su capacidad de sacar dinero reventando el medio ambiente y decide montar un parque acuático.

Al saberse esto en el pueblo aparecieron como si fueran una plaga bíblica cientos de ecologistas para protestar contra el parque acuático, contables metidos a periodistas exponiendo la imposibilidad financiera del proyecto, piragüistas profesionales que reclamaban más visibilidad para su colectivo y, por supuesto,  simpatizantes del partido en la oposición que le exigen al alcalde que si quiere follarse un pez se moje el culo.

Al final hacen un canal piragüista en la cuneta de la carretera. Movilidad, ecología y deporte unidos de forma muy cínica.

Imitación

Tu novia imita muy bien a Felipe Gonzalez. Lo imita tan bien que tus amigos lo saben; pero hablamos de imitarlo bien, no de que sea gracioso. Hablamos de una imitación muy convincente del expresidente.
Pero lo imita con el ombligo eh. Muy bien imitado, gestos, miradas, voz; recrea toda la personalidad de Felipe Gonzalez usando el ombligo.