Acerca de Cabre

Digo cosas raras aquí y en la calle.

La hormiga.

Un tío con barba, camisa a cuadros y un hacha al hombro entra a un bar, le sigue otro tío con chubasquero amarillo y un tercero que viste un peto y está tirando de un burro al que, supones, no le gusta este garito y quería ir a otro lado y además ya es tarde y tampoco hay tanta fiesta aquí.

Los cuatro van a la barra y el del chubasquero pide cuatro cervezas que la camarera sirve al instante con sus tentáculos. Los tres tíos se beben sus cervezas mientras el burro resopla aburrido sin tocar la suya.
Sus amigos están enfrascados en una discusión sobre la importancia del sector agropecuario que poco a poco aumenta de tono hasta llegar al uso de diapositivas y bases de datos oficiales. Un coñazo de noche.

Decides ignorar a los recién llegados y bebes tu copa mientras piensas si salir volando de ahí o aproximarte sexualmente a un espécimen rubio que baila con desgana.
De pronto el burro asalta la pista de baile y, al ritmo de la música, se hace sitio entre la gente y se aproxima al espécimen rubio ejecutando sensuales movimientos a los que su objetivo, ovulando con la piel sonrojada, responde favorablemente.

Satisfecho por poder enmascarar tu ineptitud amorosa tras la sorprendente intervención del burro decides irte del local flotando por el techo y empezar una nueva vida mejor mañana.
Pero no. El trío de emprendedores del sector primario te involucran violentamente en su conversación tirándote del píe y haciéndote descender.
Te explican que el burro no es un burro sino dos amigos de ellos que se han puesto el disfraz1 para salir de fiesta. La cosa se les ha ido de las manos y tienen miedo de que uno de sus amigos, haga alguna tontería.

fb699cd79img_4807-jpg-square

Son trabajadores rudos pero también son personas responsables que no quieren que su amigo, dentro del disfraz de burro, se deje llevar por el personaje y tenga algún tipo de escarceo, sexual o no, con alguna mujer y desde la barra han visto sus lúbricos avances hacia el espécimen rubio. Su amigo está casado y no quieren que arruine su vida .
-Ovulaba-comenta preocupado el barbudo-.

Así que necesitan tu ayuda. Su amigo es la mitad inferior del burro, precisamente la sección que involucra los genitales, así que es necesario que se intercambie con el amigo, libre de compromiso, para que sea él quien cometa el acto sexual.
En caso de necesidad, te piden, ruegan e imploran; incluso sería preferible que sacases a su casado amigo y ocupases su lugar en el burro y en el proceso de seducción.
-Podrías salvar vidas esta noche -dice el del chubasquero con lágrimas en los ojos-.

El burro acaba de volver a la barra, relincha pletórico ante sus amigos y vacía la cerveza de un trago para después irse trotando al baño exhibiendo una erección digna de un caballo.
Puedes ver a la rubia desde aquí, aún estás a tiempo de asaltar al burro en el baño, desmontarlo, meterte dentro y volver a la pista de baile para reventarla con una polla equina.

Podrías ser un puto héroe esta noche.

Llamas a la camarera y sacas un billete y para pedir una copa de algo doble. Lo que sea.
Bueno, mejor no, que tampoco quieres gastar tanto esta noche.
Quiero decir, es tarde ya y tampoco hay tanta fiesta aquí.
Una cerveza bastará.

Joder. Ahorrar en un sueño. Rechazar pequeños gastos impulsivos en un sueño absolutamente fantástico y surrealista por no gastar el dinero.
¿Pero qué haces, que no tienes sangre en las venas?
¿No tienes alma, no tienes corazón?
¿Este es tu verdadero yo?
Guardarte el billete para gastarlo más tarde, a ver si otra noche sueñas con un bar, burros bailarines y pescadores llorones.

Pídele un whisky doble al pulpo que preside la barra, bébelo de un trago, ve al baño y pelea con un burro excitado sexualmente, pártelo por la mitad con tus rayos láser, vístete con su piel, coge a la rubia de la mano e iros volando a follar a la puta luna.

Que va a sonar el despertador ya, joder.


1Todos los ganaderos usan disfraces de burro para pillar subvenciones, no quedan burros, se extinguieron hace años. Esos burros de los refugios y reservas no son más que yonkis disfrazados.
Por eso son tan cariñosos con los niños.

Innovación.

manteuAhorcar al triunfador, ahorcar al vuelo, ahorcar lanzando el lazo al aire
¿Deporte o justicia social?

Joder, ahorcar hacia arriba, atarle a alguien una soga al cuello y tratar de matarlo lanzándolo hacia arriba hasta que se le parta el pescuezo.
Ahorcar sin tomar la salida fácil, ahorcar virtuoso, ahorcar a lo bonito.

Glamour.

Hoy te toca madrugar fuerte, toca levantarte a las seis de la mañana con el despertador tronando y poner los píes en el frío suelo quejándote porque preferirías quedarte en la cama un ratito más y no tener que ir a matar a nadie por mucho dinero que te quieran pagar.

alarma

Das sorbos al café mientras miras la foto de tu objetivo, intentas parecer un killer, un tío chungo con nervios de acero pese a que llevas el pijama al revés y aún no te has limpiado las legañas de la cara.

Ahí fuera aún es de noche y merodean los gatos, el autobús tarda en llegar y va vacío y huele a viejo, el conductor te mira mal sin saber que eres un asesino a sueldo y que ese bulto de tu pantalón es la pistola que llevas escondida.

Joder, ser un killer, ser un asesino de élite, una sombra que decide sobre la vida y la muerte a la que le sientan muy mal madrugar.

Educación.

-¡Niño, no toques eso! ¡Caca!

art-museum-childrenDecir eso en un museo, darle un azote a un niño, señalar un cuadro caro y decir.

-¡Caca!

Joder, que puedas ir a la cárcel por hacer eso, que te puedan detener y apalear en un furgón policial por llamar caca a un cuadro que vale más que el museo, más que su propio marco1.

 

1Creer que el marco de un cuadro caro puede ser más valioso que el cuadro mismo; hacer ese malabarismo del “a mi no me engañan”.

Año del Motor.

Evelyn blowing out candle

Vender tu cumpleaños a la industria del motor, alquilar tu aniversario personal como plataforma publicitaria.

Joder, que sea caro, que sea carísimo, que sea tan caro comprar un cumpleaños que hayan tenido que repartir el gasto entre varias compañías que de hecho compiten entre si.

El dinero es para una buena causa, eh, es para vivir.

Botando.

stoneLo de lanzar piedras a un lago y conseguir que reboten, esa habilidad asombrosa a la vez que inutil.

Joder, aprender a rebotar en el agua, aprender a conseguir con el propio cuerpo el clásico efecto de rebote y hacer eso en lugar de nadar; dedicarle tanto empeño y dedicación que consigas ser capaz de cruzar grandes superfícies acuáticas botando a toda velocidad.

¿Por qué no?
Te mojas menos y ligas más, a las chicas les encantan los tíos capaces de cruzar masas de agua botando como una pelota de goma.

El lago de las palomas.

El Lago de las Palomas, una versión postmoderna que traslada el clásico ballet El Lago de los Cisnes a una ambientación urbana y cosmopolita; un espectáculo que atrae a todo tipo de público y ha ganado el aplauso de la crítica especia…

palomos

¿Ballet? ¿Dónde está el ballet?
Yo solo veo una charca llena de putas palomas.

 

Lo ninja.

Un bombardero ninja, un bombardero de alta tecnología, de esos que son invisibles al radar y pueden tirarte democracia en el patio de tu edificio sin que llegues a enterarte de qué ha pasado.1445888869-b2hd

Joder, que bombardee con cuchillos, que sea todavía aún más ninja y traiga la democracia en forma de cuchillos muy afilados.

En realidad es muy poco ninja, un ninja no usaría una tonelada de cuchillos, usaría uno o dos cuchillos; tres como mucho.
¿Hasta cuántos cuchillos se considera ninja?
Los cuchillos son algo muy ninja, pero no se puede ser muy ninja cargando una mochilla llena de cuchillos tintineantes; eso es de ser un ninja muy torpe.

Hay que poner límites en algún sitio, esto no es jauja.

La hora.

Pagar a alguien para que te haga de reloj, que te de la hora cada rato; pagar un buen sueldo a una persona para que vaya detrás tuyo con la mano bien levantada para indicarte las horas en punto.

478338

¿No pasa nada, no? Es un buen contrato y no molestas a nadie.