Bioman III

Me gusta mucho ir a comer a Bioman porque tienen gatos sueltos por el local; gatos de todo tipo pero todos muy dóciles y acostumbrados al trato humano. Son gatos que llevan toda la vida trabajando en el restaurante aunque parezcan un poco pasotas paseando entre las mesas en realidad cumplen una función muy importante.
Están ahí para que los lamas para aliviar el picor si has comido algo muy picante como el pan de pulgas mexicanas.

Los gatos segregan una sustancia dulzona con el sudor que es perfecta para eliminar las trazas de sabor picante de la lengua. Es mucho más eficiente que beber leche o cualquier otra solución tradicional, es darle un lametazo a un gato y la lengua te deja de picar instantáneamente.

Esto es producto de la evolución natural eh, no ha sido cosa de la gente de Bioman; no ha habido cría selectiva ni ingeniería genética. No, todos los gatos son así, puedes probar con tu gato si quieres (si no tienes gato lo siento muchísimo por ti).
Los gatos han desarrollado este pelo antipicante no porque coman mucho picante sino porque su lengua solo siente el sabor picante. Al contrario de los humanos, que tenemos varias zonas perceptivas, los gatos solo tienen receptores de sabor picante en la lengua de tal forma que cualquier cosa que comen tendrá sabor picante.

2013-12-06 14.19.51

Por eso su lengua es tan áspera, los receptores de sabor picante son más gruesos y rígidos, tienen forma como de anzuelo. Nosotros también los tenemos, pero en la lengua humana están localizados en la parte derecha de la lengua, por eso sentimos más áspera esa parte y somos más propensos a sufrir desgaste de piezas dentales y dolor en las encías de la parte de la derecha de la mandíbula.

Anuncios

Bioman II

Volvemos al pasado, volvemos a Bioman el restaurante de futuro.

Un negocio basado en tecnología puntera y el total respeto por la naturaleza, el único restaurante en el que no usas cubertería sino langostas amaestradas que te ponen la comida en la boca. Las ponen en platos eh, la langosta va en un plato para que no tire nada por la mesa; pero no porque esté en un plato intentes comértela, ella está haciendo su trabajo.
Todos ganan porque te deja las manos libres para hablar por el whatsapp y la langosta puede morir de vieja, pero toda la comida te va a saber un poco a pescado.

languste

Que se rebelen como Espartaco, que una noche se pongan todas las langostas de acuerdo, se levanten en armas y se fuguen matando a todos los que estén en el restaurante.

Bioman.

Un restaurante biológico en el que aprovechan la naturaleza al máximo, hasta extremos que nadie había llegado antes. Gente con otra visión, auténticos emprendedores, pioneros con una visión avanzada más rompedores que Messi.

Han críado unas ostras gigantes que crecen con la forma que ellos quieren, así hacen los vasos y los platos; parecen platos normales pero te sientes especial al usarlos porque sabes que antes eran parte de un ser vivo. Luego no los tiran eh, los luego lavan en pilas de agua hirviendo en las que ponen ratones patagónicos y unos microbios que sacaron del cráter de un volcán.

Akodon2

Un akodon ocupando su lugar en el mundo.

Son akodones, unos unos roedores muy inteligentes e higiénicos cuya pelaje es muy espeso y resistente y repele por completo el agua de tal forma que nunca llegan a quemarse porque están en una burbuja de aire. Nadan muy bien y se frotan con los platos sucios para quitar los restos de comida

Cuando los akodones se hacen viejos los utilizan para hacer tapas para la barra. Los empanan y les ponen un palito o los guisan con un poco de lauerel.
Son una tapa muy fina, hay gente que viene al bar solo por ella, sirven cientos de bandejas de raciones de akodones. Es una carne muy tierna, con muy poca grasa y además ha cogido sabor de toda la mugre que ha limpiado el ratoncillo.