Tunning.

¿Sabéis lo que es un autobús no? Esos vehículos enormes, como pequeños trenes a motor. Pero no me refiero a autobuses de línea ni autobuses del transporte público, solo autobuses privados, de los que se usan en las excursiones del imserso. Los autobuses públicos son muy raros, llenos de barras y botones, zonas para embarazadas, el conductor encerrado en su burbuja de plástico. No no, no hablemos de los autobuses públicos.

Los autobuses privados tiene un dueño, un tío cualquiera que no tiene que rendir cuentas a nadie, tiene una relación con su autobús como la que tendría un pirata con su barco. Lo ponen nombre, lo limpian, pegan fotos familiares en la cabina.
Que tuneen el autobús. Que se generalice el tunning de autobuses, que sea común ver autobuses con alerones y neones bajo el chasis. Y también modificaciones internas, mejores motores, tubos de escape cromados, sistemas de inyección de óxido nitroso.

Manadas de jubilados bajando de un autobús con las lunas tintadas y pegatinas de llamas y calaveras. Chóferes fumando en un rincón del aparcamiento del monasterio del Escorial, hablando sobre las mejores llantas. Discusiones bizantinas sobre acabados para la pintura o qué discos de freno dan mejor rendimiento.
Cuando acaba la visita los grupos de jubilados no tienen problemas para encontrar su autobús, solo tienen que recordar si es el que tiene una bandera pirata en el capó o el que  tiene el alerón lateral.

Anuncios

Suelta lo tuyo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s